lunes, 9 de agosto de 2010

Sintagma


Si entiendo lo que me dices, me resucito
Si calculo las horas que quedan para despegar, me nublo en un sinvivir de sinrazones que giran sonrientes ante mí
Estoy cansada, no me apetece mirar
Pero en ningún momento pienses que no estoy contenta de estar aquí
Ahora no, ahora sí
Me gusta el gesto lascivo que surge al lamer un helado en un día caluroso como este
Corre que se derrite!
Dos grados más fuera, dos grados menos dentro
Profundamente helada es la tirria que te tengo
A veces, y sólo a veces, digo cosas bonitas
por eso parece que no las digo de verdad

4 comentarios:

  1. cabezas de dado que se tiran ala azar

    ResponderEliminar
  2. hace 10 años escribí algo llamado "sintagmas sanguinarios". Posería un espíritu similar al de tu texto.

    ResponderEliminar